Fue deportado a Cuba un presunto espía que estuvo en huelga de hambre durante un mes en Estados Unidos.

Las autoridades migratorias estadounidenses dieron a conocer que Juan Emilio Aboy fue llevado a Cuba este martes.

El cubano Aboy había permanecido detenido en Estados Unidos durante casi 3 años como presunto espía.

Washington acusó a Aboy de trabajar como mensajero para una red de agentes del gobierno cubano en los años 1990.

Se dice que también recibió órdenes de infiltrar las fuerzas militares de Estados Unidos.

El exiliado de 44 años nunca fue acusado formalmente de espionaje y negó las acusaciones.