Prominentes líderes y católicos del sur de Asia recibieron con beneplácito la elección del nuevo Papa.

El presidente Paquistaní Pervez Musharraf dijo que el Pontífice tendrá un papel importante en el acercamiento de las divisiones culturales entre occidente y el Islamismo.

Musharraf expresó que tiene la esperanza de que el Alto Prelado pueda ayudar a crear armonía entre el Islamismo y el Cristianismo.

En India, la orden de las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa dijeron que esperan que el nuevo Pontífice guíe a la Iglesia bajo los mismos lineamientos que su predecesor Juan Pablo Segundo.

El líder católico de Bangladesh, Arzobispo Michael Rozario, elogió al nuevo Prelado y restó importancia a llamados previos para que el Colegio de Cardenales escogiera a un Papa proveniente de algún país del tercer mundo.

Rozario agregó que los Pontifices no son electos por razones políticas.

En Habul, el presidente afgano Hamid Karzai emitió una declaración en la que desea éxito al nuevo Papa, el ex cardenal Joseph Ratzinger.