Un juez dijo que las autoridades del boxeo en el sureño estado de Tennessee, en Estados Unidos, deberán reconsiderar una solicitud de licencia de boxeo del ex campeón mundial de los pesos completos Riddick Bowe.

El juez dictaminó este martes que las autoridades actuaron arbitrariamente, sin considerar nueva información médica.

En el año 2000, los doctores testificaron que Bowe sufrió daño cerebral debido al boxeo.

El juez dio 30 días a las autoridades estatales para elegir una de tres opciones: estudiar los antecedentes médicos que Bowe presentó el año pasado, hacer que uno de sus médicos examine al boxeador, aceptar lo que dice el doctor de Bowe respecto a que recientes análisis indican que el boxeador está en condición saludable.

Bowe, de 37 años de edad, está intentado revivir su carrera boxística después de haber sido liberado de prisión, el año pasado. Desde entonces el boxeador ha sostenido dos combates, pero Tennessee rechazó otorgarle una licencia de boxeador, en octubre pasado.