El recién electo papa Benedicto 16 dijo que la Iglesia Católica Romana tiene una necesidad perentoria de continuar el diálogo con otras religiones y culturas, iniciado por su predecesor Juan Pablo Segundo.

El Alto Prelado ofició su primera misa como Pontífice en Roma ante los Cardenales que lo eligieron este martes. Hablando en Latín en la Capilla Sixtina del Vaticano, el ex cardenal Joseph Ratzinger también prometió trabajar para unificar a todos los cristianos.

El Pontífice alemán, de 78 años de edad, expresó haberse sentido un poco incómodo después de su elección en el segundo día del cónclave papal.

Sin embargo, expresó creer que su predecesor Juan Pablo Segundo le “sostenía su mano”.

La misa inaugural del papa Benedicto 16, el líder número 265 de la Iglesia Católica Romana, está programada para el domingo en la Plaza de San Pedro.