Las autoridades francesas informaron que una jóven admitió haber provocado accidentalmente el incendio de la semana pasada en un hotel de París en el que murieron 22 personas, la mitad de ellas niños.

Se dice que la mujer es la novia de uno de los guardias nocturnos del hotel.

La mujer fue arrestada este lunes, tres dias después que el Hotel Paris Opera fue abrazado por un intenso incendio.

El atestado hotel alojaba a unas 90 personas, muchas de ellas inmigrantes africanos hospedados alli por los servicios sociales. Casi 60 personas lograron sobrevivir.

El Ministro del Interior Dominique de Villepin dijo el domingo que planea trabajar rápidamente para desarrollar nuevas medidas orientadas a reforzar regulaciones de incendios.

El alto funcionario espera que el asunto sea manejado en las próximas semanas.

El Hotel Opera Paris es un lugar barato localizado frente a la tienda por departamentos Galerias Lafayette, y cerca de uno de los lugares más famosos de París, la sala de operas Garnier, que data del Siglo 19.