Por lo menos 15 rebeldes colombianos resultaron muertos en combates con soldados del Ejército.

Las autoridades colombianas dieron a conocer que la mayoría de quienes perdieron la vida eran miembros de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

El combate se produjo dos días después que integrantes de las FARC atacaran dos poblaciones y dieran muerte a tres agentes de policía y a una niña.

Durante más de 40 años, Colombia ha estado involucrada en una guerra civil en la que participan 12 mil integrantes de las FARC y de un grupo rebelde más pequeño, paramilitares derechistas y el gobierno.

El conflicto deja un saldo de miles de personas muertas, cada año.