Un barco crucero estadounidense golpeado por una ola de 21 metros de altura la semana pasada es esperado hoy en el puerto de Nueva York.

El barco Nowegian Dawn navegaba el sábado por el Océano Atlántico cuando se encontró en medio de un mar embravecido al regresar de Las Bahamas.

Las enormes olas llegaban hasta el décimo piso del barco, tumbando muebles e inundando decenas de cabinas.

Por lo menos cuatro pasajeros resultaron levemente heridos en tanto que decenas de otros se marearon y se vieron obligados a dormir en los pasillos con chalecos salvavidas.

El barco crucero atracó temporalmente en Charleston, Carolina del Sur para realizar algunas reparaciones.

En un comunicado, la línea de cruceros Norwegian informó del incidente y anunció que devolverá parte del pasaje a algunos de los 2.200 pasajeros.