Las autoridades cubanas expresaron desagrado con la Unión Europea por apoyar una resolución propuesta por Estados Unidos que llama la atención respecto a los antecedentes del gobierno cubano en materia de derechos humanos.

El presidente Fidel Castro dijo este domingo que la UE se desacreditó al apoyar la resolución, la cual extendería una investigación de la ONU en relación a la situación de los derechos humanos en Cuba.

Cuba se ha negado a cooperar con la investigadora de la ONU Christine Chanet, cuyo informe acusa a La Habana de encarcelar a periodistas y otros disidentes.

El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, dijo que la Unión Europea es servil e hipócrita por aprobar la resolución.

Las relaciones entre la UE y Cuba fueron suspendidas en marzo de 2003, cuando La Habana encarceló a 75 disidentes pro-democracia y los sentenció a largas condenas de cárcel. Desde entoces, 14 de ellos han sido liberados.