El principado de Mónaco dijo adiós al príncipe Rainiero, que murió el seis de abril a los 81 años.

Dignatarios de todo el mundo asistieron al funeral este viernes.

El público se congregó frente a la catedral de Mónaco donde se llevó a cabo el servicio.

Entre los asistentes estaban el presidente de Francia Jacques Chirac y el Rey Juan Carlos de España.

Rainiero gobernó a Mónaco durante 56 años y se le reconoce haberlo convertido en un centro turístico mundialmente famoso.

El monarca será enterrado junto a su esposa, la actriz estadounidense Grace Kelly, que murió en un accidente automovilístico en 1982.

La pareja tuvo 3 hijos y su único hijo varón, Alberto, sucederá a Rainiero en el trono.