Un estadounidense confesó ser el responsable de la detonación de cuatro artefactos explosivos, incluyendo una durante las Olimpíadas de Atlanta en 1996.

El miércoles en una corte de Atlanta, Georgia, Eric Rudolph se declaró culpable de haber llevado a cabo los ataques, los cuales incluyeron explosiones en una clínica para abortos y un club nocturno para homosexuales.

Una mujer murió y más de 100 personas resultaron heridas en la explosión ocurrida en el Parque Centenario Olímpico de Atlanta en julio de 1996.

Rudolph también se declaró culpable de la detonación de una bomba en una clínica para abortos de Alabama en 1998. Un policía murió en la explosión.

Las confesiones de culpabilidad son parte de un arreglo con la fiscalía para evitar que Rudolph sea condenado a muerte.

Sin embargo, se espera que reciba cuatro cadenas perpetuas consecutivas sin libertad bajo palabra. El proceso formal de sentencia tendrá lugar en una próxima fecha.