China afirmó que efectuó importantes avances en sus antecedentes de derechos humanos en 2004.

En un informe de 41 páginas, publicado este miércoles, Beijing indicó que el robusto crecimiento económico de la nación y los crecientes estándares de vida han contribuído al avance en materia de derechos humanos.

El informe destaca la represión de un importante número de funcionarios gubernamentales que presuntamente habrían abusado de sus posiciones y villado los derechos del pueblo.

El documento también señala que los ciudadanos chinos gozan de libertad para practicar sus creencias políticas.