La Corte Suprema de Venezuela decidió que un presunto rebelde marxista colombiano debe ser extraditado a Colombia, donde enfrenta cargos por secuestro y homicidio entre otros.

El guerrillero conocido como el “Chigüiro” fue arrestado en febrero por las autoridades venezolanas por presuntamente ayudar en el secuestro de la madre de un beisbolista de las grandes ligas de Estados Unidos en septiembre del año pasado en Caracas.

La mujer fue rescatada durante un operativo policial que llevó al arresto del “Chigüiro”.

Según las autoridades colombianas, se trata de un cabecilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, el grupo rebelde más grande del país.

Su arresto es interpretado como una señal de cooperación entre Venezuela y Colombia, que resolvieron sus diferencias cuando Bogotá admitió haber pagado a caza recompensas para secuestrar a un líder de las FARC en Caracas en diciembre.