Preocupaciones sobre seguridad han obligado a autoridades de Estados Unidos a clausurar el consulado norteamericano en la sureña ciudad portuaria paquistaní de Karachi.

El vocero de la Embajada estadounidense, Greg Crouch, dijo que los empleados fueron enviados a sus casas este martes de mañana luego que un funcionario policial paquistaní dijo haber recibido una llamada telefónica con una amenaza de ataque.

Y él advirtió a los estadounidenses que evitaran el área.

Las calles en torno al edificio fueron clausuradas y policías adicionales montan guardia.

Funcionarios estadounidenses dijeron que reabrirán el consulado tan pronto como la seguridad lo permita, tal vez mañana miércoles.

Un coche bomba dio muerte a 12 paquistaníes e hirió a cerca de otros 50 frente al consulado estadounidense en Junio de 2002. El año pasado, se descubrió una bomba cerca del consulado pero fue desactivada.