Activistas católicos de Estados Unidos que sufrieron abusos sexuales a manos de sacerdotes, en Roma, han protestado contra un cardenal que ha sido figura central de la polémica.

Los manifestantes están indignados de que el Cardenal Bernard Law presida la misa especial de los funerales del papa Juan Pablo II, este lunes.

El Cardenal Law renunció a su cargo de arzobispo en Boston, hace tres años, luego de revelarse que no adoptó acción alguna contra los sacerdotes acusados de haber abusado sexualmente de menores.

Posteriormente, el Papa nombró a Law arzobispo de la Basílica de Santa María.