Rebeldes colombianos liberaron a cinco trabajadores de derechos humanos en una región selvática cerca de la frontera con Panamá.

Funcionarios colombianos dijeron este domingo que cinco miembros de la Comisión para la Paz y la Justicia fueron liberados al noroeste de Bogotá. Ellos habían sido secuestrados el 31 de marzo.

El área a lo largo de la frontera entre Colombia y Panamá es una ruta de tránsito clave para contrabandistas de armas y drogas.

Grupos paramilitares de izquierda y derecha han estado luchando por el control de la región obligando a unos 2 mil aldeanos a huir de sus hogares en semanas recientes.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC, junto a un grupo rebelde más pequeño llevan cuatro décadas enfrascados en una guerra entre el gobierno y paramilitares de derecha en la que mueren miles de personas anualmente.