El principal fabricante de automóviles británico, MG Rover, solicitó protección por quiebra luego del colapso de la propuesta fusión con una firma china.

Autoridades británicas señalaron que Shangai Automotive Industry Corporation, de China, dejó en claro que no confía en el futuro de MG.

MG Rover que dá trabajo a 6 mil trabajadores, suspendió sus operaciones el jueves en su planta de Birmingham, Inglaterra.

Los funcionarios de MG Rover esperan que un posible préstamo del gobierno mantenga a la empresa en operaciones.

MG Rover fabricó su primer automóvil en 1904. La empresa alemana BMW la compró en los años 1990, aunque la devolvió a manos británicas el año 2000.