El presidente cubano Fidel Castro calificó al papa Juan Pablo Segundo como un campeón de los pobres.

En un discurso televisado anoche, Castro restó importancia al papel del Pontífice en la finalización del comunismo en el este de Europa.

Castro indicó que en sus últimos años, el Papa criticó al capitalismo. También destacó que el Pontífice estuvo radicalmente opuesto a la guerra en Iraq.

El gobierno de Castro ha diferido frecuentemente de las posiciones de la Iglesia Católica. Sin embargo, esta semana, Castro decretó tres días de duelo en honor al Papa.

El líder cubano también asistió a una misa funeral el lunes en la catedral de La Habana. El Papa estuvo en Cuba en 1998.