Por lo menos un millón de peregrinos en Roma y sus alrededores siguieron el funeral del Papa Juan Pablo Segundo en pantallas gigantes colocadas para quienes no pudieron llegar al Vaticano.

La policía dijo que unas 300 mil personas de todo el mundo llenaron la Plaza de San Pedro y las áreas aledañas para el funeral de este viernes.

Por lo menos dos millones de personas pasaron frente al cuerpo del Papa en la Basílica de San Pedro esta semana.

No había cupo en los hoteles. La venta de fotografías del fallecido pontífice, rosarios, y otros objetos religiosos aumentó en días recientes.