El laboratorio farmacéutico Pfizer suspendió las ventas del medicamento “Bextra” hoy jueves debido a inquietudes derivadas del riesgo de ataques al corazón y apoplejías entre pacientes que usan la droga.

Los reguladores en Estados Unidos y la Unión Europea solicitaron la medida. Las autoridades también pidieron a los fabricantes de medicamentos similares a Bextra que pusieran etiquetas en sus envoltorios advirtiendo de posibles problemas gastrointestinales y cardiovasculares relacionados a la droga.

Pfizer es la mayor empresa elaboradora de medicamentos del mundo.

Los reguladores han estado estudiando qué tan segura es una completa serie de medicamentos llamados “Inhibidores Cox – 2”, desde que el laboratorio farmacéutico Merck retirara el analgésico Vioxx del mercado, el año pasado.

Los medicamentos, de gran comercialización, eran particularmente populares entre quienes padecen de artritis.