El Ejército Republicano Irlandés anunció que está dando debida consideración a un llamado de su ala política para que renuncie a su lucha armada contra el régimen británico en Irlanda del Norte.

En una declaración emitida este jueves, el ERI dijo que responderá “a su debido tiempo” a las declaraciones del presidente del Sinn Fein, Gerry Adams.

El líder irlandés dijo este miércoles que una vez apoyó la lucha violenta, pero que ahora cree que ha llegado la hora de que el ERI apoye una solución política a la crisis política en Irlanda del Norte.

Su declaración se produce en medio de una intensa presión a favor del desarme del Ejercito Republicano Irlandés.

El ERI ha negado acusaciones de funcionarios británicos e irlandeses de haber participado en delitos de alto perfil en meses recientes.

La violencia ha demorado las gestiones para reiniciar las gestiones del gobierno compartido entre irlandeses republicanos y unionistas pro británicos.