La Organización Mundial de la Salud informó que la cifra de muertos por un brote de la fiebre de Marburgo en Angola ha alcanzado a 155 personas, de un total de 175 casos.

Veinte expertos de la agencia de salud de la ONU están en Angola para detener la diseminación de Marburgo, una extraña y mortífera fiebre hemorrágica similar a la que provoca el virus Ebola.

El brote ha sido mayormente confinado a la norteña provincia Uige de Angola. Pero dos muertas también ocurrieron en la capital, Luanda, provocando pánico en los residentes quienes vaciaron de cloro los estantes, para salvaguardarse de contraer el virus.

La semana pasada, una vocera de la OMS dijo que aunque es grave, el brote de Marburgo puede ser controlado si las personas que se sospecha están infectadas son puestas en aislamiento y todos sus contactos son identificados.

Marburgo se contagia fácilmente a través del contacto con fluidos del cuerpo tales como la sangre, la orina, la saliva y el excremento.