Se mencionan los nombres de varios cardenales latinoamericanos como posibles sucesores del fallecido papa Juan Pablo Segundo.

En América Latina vive por lo menos la mitad de los mil millones de católicos del mundo.

Proponentes de un papa latinoamericano argumentan que él sería sensible a las necesidades de la gente en la región.

Así opina el Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, de República Dominicana, a quienes muchos consideran un candidato potencial.

Otros latinoamericanos que han sido sugeridos como sucesores de Juan Pablo Segundo son los cardenales Claudio Hummes, de Brasil; Oscar Andrés Rodríguez Madariaga, de Honduras; y Darío Castrillón Hoyos; de Colombia.