El Papa Juan Pablo II, murió el sábado en la noche, según informó la agencia Reuters.

La noticia fue anunciada por el Vaticano ante unas 60 mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro. "Nuestro Padre Santo, Juan Pablo, ha retornado al hogar del Padre," dijo el Arzobispo Leonardo Sandri a la multitud.

El comunicado del Vaticano indica que el pontífice de 84 años murió a las 9:37 p.m (1937 GMT) en su apartamento privado.

Juan Pablo II, líder de mil 100 millones de católicos en el mundo, por más de 26 años, se destacó por su influencia en el colapso del comunismo en Europa y por su defensa de las doctrinas tradicionales del Vaticano.

La salud del Papa se fue deteriorando gradualmente a lo largo de la última década y este año empeoró drásticamente.

El Pontífice, antes ágil atleta y gran orador, sufría de artritis y del mal de Parkinson. Juan Pablo II fue trasladado al hospital de emergencia en dos ocasiones en febrero y tuvo que ser sometido a una traqueotomía para aliviar los serios problemas respiratorios que sufría.

Sin embargo, nunca logró recuperar sus fuerzas después de la operación y no pudo en dos ocasiones dirigirse a la multitud en la Plaza de San Pedro.

El miércoles, los doctores insertaron una sonda de alimentación en su estómago para tratar de darle fuerza. Un día después, sufrió una infección urinaria acompañada de fiebre alta que poco después provocó problemas del corazón, de los riñones y finalmente la muerte.

Funerales y condolencias

Según las reglas de la Iglesia, el velorio del Pontífice durará al menos nueve días y su cuerpo probablemente será colocado en una bóveda subterránea bajo la Basílica de San Pedro.

El Cónclave que escogerá al próximo Papa comenzará en 15 o 20 días, con 117 cardenales provenientes de diferentes países que se congregarán en la Capilla Sistina del Vaticano.

Tras la muerte del pontífice, varios dignatarios del mundo expresaron sus condolencias.

En Washington, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, llamó al Papa Juan Pablo II un "campeón de la dignidad humana," al conocer la noticia de su muerte.

Se espera que Bush asista a los funerales del Papa en Roma. Bush dijo que "su Santidad fue una inspiración para todos nosotros.

Laura y yo nos unimos a los millones de estadounidenses y a los millones de fieles en el mundo que están de luto por la muerte del Santo Padre", afirmo el mandatario estadounidense, quien fue citado por la agencia Reuters.