Fuentes del Departamento de Justicia de Estados Unidos informaron que el ex-asesor de seguridad nacional del entonces presidente Bill Clinton se declarará culpable de un cargo de remoción desautorizada de documentos clasificados de los Archivos Nacionales.

Está previsto que Sandy Berger se presente hoy ante un magistrado federal, aquí, en Washington, para responder al cargo de remoción no autorizada de documentos secretos.

Berger admitió en julio del año pasado haber tomado ilegalmente los documentos, cuatro meses antes, mientras preparaba su testimonio ante la comisión que investigaba los ataques terroristas del 11 de setiembre de 2001.

El ex-funcionario del gobierno de Clinton dijo que sus acciones, si bien ilegales no fueron intencionales.

Berger enfrenta una sentencia máxima de un año en prisión y 100 mil dólares de multa, perderá su nivel de acceso a secretos de Estado y ha prometido cooperar con las autoridades.