Un hombre marroquí acusado de haber participado en el fatídico ataque del año pasado contra el sistema ferroviario madrileño llegó hoy a España, tras ser deportado por Bélgica.

Un tribunal belga otorgó la extradición a España de Youssef Belhadj en febrero.

Las autoridades españolas afirmaron que piensan que es Belhadj quien aparece en un video señalando que la red Al-Qaeda había efectuado los ataques del 11 de marzo de 2004 contra cuatro trenes de pasajeros, causando la muerte de 191 personas y dejando heridas a otras mil novecientas.

Entretanto, la policía española detuvo hoy a por lo menos 12 personas en conexión con el atentado del año pasado.

A febrero, autoridades españolas y de otras naciones habían arrestado a 22 personas en conexión con los atentados de Madrid.