Funcionarios europeos dijeron que no presentarán objeción alguna a la candidatura del secretario adjunto de defensa de Estados Unidos, Paul Wolfowitz, para presidir el Banco Mundial.

Ministros de desarrollo y funcionarios de la Unión Europea expresaron su parecer hoy en Bruselas, después de sostener conversaciones con Wolfowitz.

Su candidatura ha resultado polémica en Europa debido al papel de Wolfowitz en la planificación de la invasión de Iraq encabezada por Estados Unidos.

También críticos han cuestionado su experiencia en materia de desarrollo internacional.

Wolfowitz reconoce que es figura polemica, pero hace hincapié en su profundo compromiso con la misión del banco.

La junta directiva del banco con sede aquí en Washington se reunirá mañana para tomar la decisión definitiva acerca de su candidatura.

Tradicionalmente, el presidente del Banco Mundial es designado por Estados Unidos. Los países europeos designan al presidente de su institución hermana, el Fondo Monetario Internacional.

Diplomáticos revelaron que Francia espera presentar a Jean-Pierre Jouyet, director del Club de París de naciones acreedoras, como candidato a vicepresidente para acompañar a Wolfowitz.