Un juez federal estadounidense dictaminó que el gobierno no puede transferir a 13 detenidos de la prisión militar en la Bahía de Guantánamo, en Cuba, sin dar a los prisioneros la oportunidad de objetar la medida en un tribunal.

El dictámen del martes del magistrado distrital Henry Kennedy, aquí en Washington, podría afectar otros casos donde los prisioneros de Guantánamo han solicitado a los jueces impedir su transferencia.

Abogados de los 13 yemeníes involucrados en este caso han manifestado temores de que la Administración Bush los envíe a otros países donde podrían ser torturados y detenidos indefinidamente.

Mientras tanto, Estados Unidos decidió que 38 detenidos extranjeros que mantiene en la base naval de Guantánamo en Cuba, no son combatientes enemigos y serán enviados a sus respectivos países.

El Pentágono creó tres paneles militares especiales luego de que una resolución de la Corte Suprema de Estados Unidos indicara que los prisioneros de Guantánamo podrían acudir a los tribunales estadounidenses para solicitar su libertad.