Una corte federal de apelaciones de Estados Unidos aceptó considerar una petición de los padres de Terry Schiavo para que se conceda una nueva audiencia sobre la reconexión de la sonda de alimentación para su hija que padece un grave daño cerebral.

La decisión fue anunciada este miércoles de madrugada, casi dos semanas después que la sonda fue retirada bajo la aprobación de un juez de Florida.

La corte federal de apelaciones de Atlanta, Georgia, ya ha fallado dos veces contra los padres de Schiavo en su batalla legal para mantener viva a su hija.

El martes por la noche, la familia pidió públicamente al esposo de Schiavo, Michael, que le devuelva la custodia de Terry.

Michael Schiavo sostienen que su esposa le dijo que no quería ser mantenida con vida artificialmente.

Los médicos dicen que Terry Schiavo se encuentra en estado vegetativo desde hace 15 años, después que en 1990 tuvo un ataque cardíaco.