El jefe de seguridad interino de Kirguistán y ex líder opositor Felix Kulov renunció a su nueva posición indicando que la situación en el país se ha estabilizado.

Kulov dijo este miércoles a los legisladores que deja su puesto porque se ha restaurado el orden y hay un gobierno interino en funciones.

Kulov fue nombrado jefe de seguridad la semana pasada y se le asignó controlar los saqueos y desordenes masivos en Bishkek, la capital, tras el derrocamiento del presidente Askar Akayev.