Las autoridades de Brasil anunciaron que el país no renovará el crédito que tenía en espera, acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 42 mil millones de dólares.

El director del FMI, el español Rodrigo Rato elogió la decisión brasileña este lunes, diciendo que las reformas económicas del país han producido, incluso antes de lo programado, lo que definió como resultados impresionantes.

El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, John Snow, en declaraciones dadas a conocer este lunes, dijo sentirse “complacido de escuchar el anuncio realizado por su contraparte de Brasil, el ministro de Hacienda Antonio Palocci, de que Brasil no necesitará un nuevo programa del FMI.

Esta decisión refleja la fortaleza de la economía brasileña y de sus políticas económicas”.

Cuando Brasil firmó el acuerdo en el año 2002, su economía estaba a punto de colapsar. Entonces el país acordó adquirir unos 26 mil millones de dólares en crédito, pero el fondo no ha sido usado en más de un año.

Las autoridades brasileñas dijeron que las reformas económicas generaron una cifra sin precedentes de 34 mil millones de dólares de excendente comercial el año pasado, y que el país podría mantener el nivel excedentario de más de 4 por ciento de su producto territorial bruto.

El actual acuerdo crediticio de Basil con el FMI expira el jueves.