Un juez federal en el occidental estado de California sentenció a un anciano de 87 años, a 20 años de prisión bajo las leyes destinadas a a castigar al turismo sexual internacional.

John Seljan fue condenado en noviembre del año pasado de violar la Ley de Salvaguarda de 2003. Ahora enfrentará entre 10 y 180 años en prisión.

Slejan fue arrestado en el aeropuerto internacional de Los Angeles en octubre de 2003, cuando estaba a bordo de un avión que tenía como destino las Filipinas.

Los fiscales lo acusaron de transportar pornografía infantil, elementos sexuales y cartas con lenguaje sexual explícito que había intercambiado con dos niñas menores de edad.

Los agentes federales testificaron que Seljan les dijo que estaba dando “educación sexual” a niñas jóvenes en Filipinas desde 1983.