El sub secretario de Defensa de Estados Unidos, Paul Wolfowitz, quien es el nominado del presidente Bush para dirigir el Banco Mundial, dijo que no seguirá una agenda estrictamente estadounidense como presidente del organismo mundial.

En una entrevista publicada este lunes en el diario Jakarta Post, Wolfowitz dijo que, si es confirmado, se concentrará en la reducción de la pobreza con especial énfasis en África.

Los directores del Banco Mundial tienen previsto votar esta semana sobre su nominación para dirigir el organismo crediticio internacional.

Los críticos dicen que Wolfowitz no tiene un adecuado antecedente en desarrollo económico.

Algunos países también objetan su rol como un arquitecto de la guerra en Iraq encabezada por Estados Unidos.

Wolfowitz es un incondicional partidario de la política del presidente Bush de expandir la democracia.

Wolfowitz dijo al periódico indonesio que la misión del Banco Mundial de reducir la pobreza y promover el desarrollo económico es otra forma de hacer avanzar la libertad y la democracia en el mundo.