Estados Unidos ha alertado a los ciudadanos que tengan planes de visitar o vivir en Kirguistán que tomen medidas de precaución y seguridad debido a los enfrentamientos que se producen entre manifestantes favorables y contrarios al gobierno.

El Departamento de Estado dijo que el alerta contra los viajes a Kirguistán se debe a la inestabilidad política especialmente en las ciudades de Jalalabad y Osh, y el aumento de la actividad de grupos extremistas que podrían planear ataques contra intereses de Estados Unidos.

Respecto a los ciudadanos estadounidenses que ya se encuentran en Kirguistán, el Departamento de Estado ha advertido que eviten lugares como plazas públicas o aquellos donde occidentales rutinariamente suelen reunirse.