El Banco Mundial aprobó dos préstamos que totalizan 170 millones de dólares para permitir que Colombia continúe la reforma fiscal del sector público y mejore el acceso a los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento.

El banco dice que 100 millones de dólares han sido destinados a modernizar el sistema de administración tributaria, presentar ante el Congreso una nueva ley presupuestaria que complemente la Ley de Responsabilidad Fiscal de 2003 y promover reformas fiscales.

El organismo multilateral informó que otros 70 millones de dólares irán a mejorar la eficiencia y la sostenibilidad del abastecimiento municipal de agua y alcantarillado y el tratamiento de aguas residuales en Colombia.

Se calcula que el proyecto beneficiará a alrededor de un millón 200 mil colombianos, en su mayoría de escasos recursos.