Funcionarios chinos instaron a la Unión Europea a proseguir con el levantamiento de la prohibición de venta de armas a Beijing.

La Unión Europea se había estado moviendo hacia una fecha de junio para poner fin a la prohibición de venta de armas, a pesar de la oposición de Estados Unidos.

Diplomáticos, sin embargo, dieron a conocer que la reciente aprobación del parlamento chino de una ley que autorice el uso de la fuerza contra Taiwán si trata de declarar independencia ha estancado la medida.

Un portavoz de la chancillería china dijo que supeditar un tema al otro es irrazonable y equivale a discriminación política que no se corresponde con los tiempos.

El embargo fue establecido a raíz de la represión contra los manifestantes pro democracia en la Plaza Tiananmen en 1989.