La prensa brasileña informó que la madre del famoso futbolista, Rogerio, fue secuestrada, el cuarto caso similar en meses recientes.

Los informes señalan que tres hombres armados secuestraron a Inés Fidelis Regis la noche del lunes en su casa en Campiñas, a 100 kilómetros de Sao Paulo.

Los secuestradores al parecer no se han comunicado con la familia. Rogerio pertenece al equipo portugués Sporting de Lisboa.

Los raptos de madres de futbolistas se han convertido en algo común.

En febrero, la madre del delantero de Sao Paulo, Grafite, fue capturada por un día, pero no sufrió daños durante el incidente.

Dos otras madres de futbolistas han sido secuestradas desde diciembre pasado.