El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha prometido luchar contra los latifundistas y los exhortó a que contraten abogados para probar sus reclamos de propiedad.

Durante su programa dominical de televisión Chávez dijo que continuará haciendo cumplir las leyes de reforma agraria, a pesar de las demandas legales de algunos terratenientes.

Los comentarios de Chávez tuvieron lugar un día después que una compañía británica anunció que apelaría una decisión de confiscar unas 13.000 hectáreas de sus tierras para redistribuirlas a campesinos sin tierra.

Desde su elección en 1998, el presidente Chávez ha aprobado controversiales leyes de reformas, incluyendo una ley de reforma agraria en 2001 destinada a disminuir la brecha entre ricos y pobres de Venezuela.