La policía y unidades militares en Manila, Filipinas están en alerta máxima ante la posibilidad de ataques terroristas durante la Semana Santa.

Las autoridades alertron que miembros del grupo terrorista musulmán Abu Sayyaf podrían realizar ataques en Manila y otras ciudades importantes en las islas del sur para vengar las muertes de 23 presos asesinados la semana pasada durante un levantamiento en una prisión de la capital.

Millones de filipinos llenan las iglesias, centros comerciales y terminales de transporte entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección, que será el 27 de marzo.

El mes pasado, el grupo terrorista al-Qaeda se hizo responsable por atentados en Manila y otras dos ciudades en los que perecieron 8 personas y más de cien resultaron heridas.