Autoridades israelíes y palestinas indicaron que la entrega de los controles de seguridad de la ciudad cisjordana de Tulkarem podría retrasarse luego de que las conversaciones se estancaran la noche del domingo.

Las fuentes afirmaron que se realizarán más conversaciones antes de que Israel transfiera el control a los palestinos.

La transferencia está planeada para hoy lunes. La semana pasada, los palestinos asumieron el control de Jericó, tras varios días de retraso.

En otros acontecimientos, informes de medios israelíes indican que el gobierno aprobó la construcción de varios miles de viviendas en el asentamiento judío Maale Adumin y sus alrededores, en la ciudad de Jericó, conectándolo así con Jerusalén del este, predominantemente árabe.

Altas autoridades palestinas indicaron que el plan de expansión oarece estar destinado a determinar el futuro de Jerusalén y si se concreta cerrará la puerta a las negociaciones.