El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que su país quiere continuar haciendo negocios con Estados Unidos, y que le gustaría ver relaciones más positivas entre los países.

Al hablar con periodistas en Caracas el jueves, Chávez dijo que Venezuela quiere continuar sus ventas de petróleo a Estados Unidos, que en la actualidad totalizan un millón y medio de barriles por día.

Los más recientes comentarios del presidente venezolano contrastaron bruscamente con sus recientes a acusaciones de que Estados Unidos respalda un complot para asesinarlo.

La secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice ha calificado las declaraciones de Chávez como ridículas.

Rice indicó que Estados Unidos no quiere tener malas relaciones con Venezuela, pero que quiere asegurarse de que Chávez está comprometido con la democracia.