El ex presidente colombiano, Ernesto Samper, ha negado las acusaciones de un fiscal estadounidense de que él aceptó cinco millones de dólares en sobornos de un cártel de la droga.

Tras enterarse de las acusaciones hechas en una documento presentado en una corte de Florida la semana pasada, Samper rechazó los cargos el jueves, calificándolos como una seria ofensa al imperio de la ley en Colombia.

El fiscal estadounidense Paul Pérez acusó al ex presidente y muchos legisladores colombianos de aceptar sobornos del cártel de las drogas de Cali para aprobar una ley prohibiendo las extradiciones para delitos cometidos antes de 1997.

Samper fue presidente de 1994 y 1998.

La acusación presentada por Pérez es parte de un caso contra el acusado líder narcotraficante Joaquín Mario Valencia, quien fue extraditado a Estados Unidos el año pasado.