Algunos de los principales jugadores y autoridades del Béisbol de Grandes Ligas comparecieron el jueves en una audiencia ante el Congreso de Estados Unidos sobre el uso de esteroides para mejorar sus actuaciones.

El ex jugador estrella José Canseco reconoció en un reciente libro que tomó esteroides.

Sus acusaciones de que otros jugadores también usaron esteroides generó un debate sobre las legitimidad de algunos títulos del béisbol.

En medio de crecientes acusaciones y un reciente escándalo mundial sobre drogas que involucra a algunos de los principales nombres del béisbol, el deporte ha comenzado por primera vez este año a realizar análisis para esteroides.

Sin embargo, en Washington el jueves, Henry Waxman, el demócrata de más alto rango en la Comisión de Reformas de la Cámara de Representantes, dijo que la nueva política anti esteroides del béisbol es muy débil.

El comisionado del béisbol Bud Selig defendió las medidas iniciales que el deporte ha tomado para combatir el problema.

El béisbol está excepto de impuestos en Estados Unidos dado que el deporte conocido como el “pasatiempo estadounidense” tiene un lugar significativo en la historia cultural del país.

El Congreso ha considerado retirar el estatus especial del béisbol si no implementa políticas antidoping más severas.