El internacionalmente reconocido diplomático estadounidense e historiador ganador del premio Pulitzer, George Kennan, murió a los 101 años.

Kennan ayudó a diseñar la estructura de las políticas de Estados Unidos hacia la Unión Soviética después de la Segunda Guerra Mundial.

Como especialista en relaciones exteriores, Kennan diseñó la política de refrenamiento de Moscú, y pronosticó el eventual colapso de la Unión Soviética.

Kennan cumplió misiones diplomáticas en Berlín, Viena, Praga y Moscú, y fue el embajador ante Yugoslavia durante la administración del Presidente John F. Kennedy.

Ganó dos premios Pulitzer de sus casi 20 libros y fue galardonado con la Medalla Presidencial de la Libertad y el premio Albert Einstein para la Paz.

Kennan murió el jueves en su residencia de Princeton, Nueva Jersey. Le sobrevive su esposa Annelise con quien se casó en 1931.