El precios del petróleo se dispararon este jueves en Nueva York y Londres al nivel más alto en dos décadas, debido a que los inversores han visto que el aumento de la demanda podría afectar los suministros.

Los precios del petróleo para entrega a futuro en Nueva York subieron a 57 dólares 50 centavos por barril al abrirse la comercialización este jueves, mientras en Londres el barril de crudo Brent subió a 56 dólares.

El aumento del precio del crudo se produjo aunque la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió aumentar la producción oficial de cuotas en la reunión sostenida en Irán el miércoles.

Analistas dicen que China, India y Estados Unidos, así como otras naciones, están buscando fuentes adicionales de petróleo o energía para expandir sus economías, debido a que la OPEP tiene sólo una reducida capacidad para suministrar crudo adicional. La OPEP aporta el 40% del consumo mundial de petróleo.