Un artículo publicado esta semana en la revista Nature dice que el gigantesco terremoto ocurrido el 26 de diciembre en la costa de Indonesia incrementó la presión en la capa de la Tierra en la región e incrementó el riesgo de más sismos de similar intensidad.

Científicos de la Universidad Ulster en Irlanda del Norte sostienen que según su análisis a raíz del maremoto indica un peligro de grandes sismos en dos fallas de la región de Sumatra.

Destacaron que una de las fallas en la costa oeste de la isla está bajo el agua y que otro intenso terremoto podría generar otro tsunami.

Sin embargo, probablemente los futuros terremotos serían menos poderosos que el de magnitud 9 que sacudió la región en diciembre.