Corea del Norte dijo que no retornará a las conversaciones sobre su programa nuclear, en las que participan seis naciones, hasta que la secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice se disculpe por referirse a Pyongyang como “un lugar de tiranía”.

La agencia oficial de noticias norcoreana cita declaraciones de un funcionario de la cancillería quien dijo este miércoles que los comentarios de Rice muestran que Estados Unidos no está interesado en las conversaciones.

Al hablar durante su viaje a India el martes, la secretaria de Estado dijo que Washington no sostendrá conversaciones por separado con Pyongyang porque no se puede permitir que Corea del Norte ponga en contra a Estados Unidos y sus aliados para tratar de obtener ventaja.

Anteriormente en Washington, el embajador estadounidense en Corea del Sur, Christopher Hill, también llamó a poner fin al estancamiento sobre las conversaciones y expresó preocupación sobre el mensaje que Rusia y Corea del Sur están enviando por continuar relaciones comerciales con Pyongyang.