El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, afirmó que sus fuerzas perdieron la pista del jefe de al-Qaeda, Osama bin-Laden, tras estar a punto de capturarlo el año pasado.

El general Musharraf dijo a la radio británica el lunes que hace entre ocho y 10 meses, agentes de inteligencia contaban con las indicaciones más claras respecto al paradero de bin-Laden y lo estaban acorralando, pero logró escapar.

Expertos en seguridad dijeron que creen que el líder terrorista se esconde en algún sitio de las montañas de la frontera afgano-pakistaní.