Testigos informan que agentes de inteligencia sirios comenzaron a evacuar su sede en la capital libanesa, un día después de una enorme protesta realizada en Beirut para que se ponga fin a la presencia militar siria en el país.

Según informes provenientes de lugar, agentes sirios cargaron su equipo en diversos vehículos, bajo la supervisión de la policía libanesa.

Entre tanto, soldados libaneses y policías anti-motines fueron emplazados hoy frente a la embajada de Estados Unidos en Beirut, mientras centenares de manifestantes pro-sirios protestaban frente a la sede diplomática y quemaban una bandera norteamericana.

Los manifestantes acusan a Washington de presionar a Siria para que salga del Libano.