La Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas inicia hoy su sesión anual de seis semanas en Ginebra, Suiza, en medio de críticas de grupos pro derechos humanos respecto a la credibilidad del organismo de 53 naciones.

Organizaciones internacionales como Human Rights Watch y Amnistía Internacional acusan a naciones miembro de la comisión de la ONU de tener dudosos antecedentes en materia de derechos humanos y de protegerse entre sí de la censura de la comisión.

Entre esas naciones figuran Sudan, Zimbabwe, China, Arabia Saudita, Rusia, Nepal y Cuba.

Kenneth Roth, director de Human Rights Watch expresó que casi la mitad de los 53 miembros van a la reunión anual para socavar el trabajo de la Comisión, no para promover los derechos humanos.