Miles de bolivianos han manifestado en La Paz en una muestra de apoyo al presidente Carlos Mesa, quien estuvo a punto de renunciar esta semana tras varios días de protestas antigubernamentales.

El presidente Mesa convocó a la manifestación del jueves, dos días después que el Congreso rechazara su ofrecimiento de renuncia ante los bloqueos de carreteras organizados por líderes indígenas opuestos a sus políticas.

El mandatario se dirigió a la entusiasta multitud desde un balcón y criticó las medidas usadas por sus oponentes.

Las recientes protestas antigubernamentales fueron generadas por un proyecto de ley sobre impuestos a firmas petroleras extranjeras que los críticos describieron como muy indulgente.

La mayoría de las protestas han sido organizadas por el cocalero Evo Morales, un legislador socialista quien quiere impuestos más elevados para las compañías petroleras.